El desastroso estreno de la ópera Madama Butterfly

La ópera siempre te depara sorpresas. De entre todas, Madama Butterfly es una de las obras más populares del momento. Su historia cautiva a quienes la presencian, su melodía arrebata y es un clásico con una fuerte influencia en numerosos cineastas. Sin embargo, este respeto moderno no lo fue tanto en el pasado. Descubre qué ocurrió en el estreno de este clásico de entre clásicos.

Un público duro

Como bien sabrás, hoy en día Madama Butterfly es una de las obras más populares. Razones no faltan para ello. La obra de Puccini fue estrenada el 17 de febrero de 1904 en el famoso teatro La Scala, en Milán. Todos los autores desean que el estreno vaya lo mejor posible, pero este no fue el caso.

El público de principios del siglo XX no reaccionaba de la misma manera que el de principios del XXI. Ya desde el principio se notaba cierta hostilidad por parte del respetable. Durante uno de las arias del primer acto Butterfly hace su aparición. El público, curtido en no pocas representaciones, comenzó a gritar que se parecía demasiado a La Boheme, aunque luego vieron que no podían estar más equivocados.

El interludio entre el segundo y el tercer acto está marcado por una pieza musical, la cual imita el sonido de los pájaros. El público, entregado como pocos, decidió que no se escuchaban suficientes animales. Para compensar este hecho comenzaron a imitar a burros, vacas, cabras y ovejas. Y así arrancó por primera vez el tercer acto de Madama Butterfly.

Un comienzo complicado

Por suerte, Puccini tomó nota de las críticas y unos años después reestrenó su ópera con mejor suerte. Como ves, el público ha cambiado mucho en estos últimos cien años. Si buscas disfrutar de la mejor de las piezas musicales, no dejes de visitar un buen restaurante con música en directo.

Deja un comentario